• Verónica

Decoración de pared: Arte para todos los bolsillos.

Personaliza y no ocupa. Hace que una estancia quede terminada. La decoración de pared es un gran aliado pero hay que saber hacer la composición correcta: armónica y proporcionada. Para conseguirlo prueba antes de colgarlos, equilibrando colores y tamaños. Juega combinando: con y sin marco, marcos diferentes, con o sin "paspartú"… Si apuestas por blanco y negro el éxito está asegurado pero atreverte con color dará un toque más desenfadado.



En el estar o comedor, en la zona de lectura, en la de trabajo o en el dormitorio. ¡Incluso en el baño! Aporta profundidad e interés a la estancia en pocos minutos y añade sensaciones para todos los días.

Puedes colgar los elementos directamente de la pared, colocarlos en baldas a la altura de los ojos o apoyarlos sobre un mueble auxiliar a modo de bodegón junto con más complementos: libros, candelabros o jarrones pequeños son excelentes compañeros para una composición.



Si prefieres grandes formatos, un tríptico o pareja e incluso una pieza muy grande sería suficiente para conseguir tu objetivo.

También puedes optar por una composición de espejos puede darle un toque más luminoso a un rincón o, una de mis últimas obsesiones: ¡decorar con platos!




Los cuadros, láminas, fotos o recuerdos que te transmiten sensaciones o emociones están a tu alcance por muy poco. Tus hij@s son pequeños artistas? Luce sus dibujos o acuarelas. Aquel viaje que tantos buenos recuerdos te trae: seguramente tengas alguna postal o tus propias fotos que puedas enmarcar. Si sueles visitar museos o exposiciones, no dejes de pasar por sus tiendas y llevarte a casa un par de detalles…


O puedes dejarte inspirar en las diferentes webs que además te ayudan en las composiciones, te enmarcan si así lo deseas y te lo envían a casa en cuestión de días. Posterstore.es, Desenio.es o Posterlounge.es, por ejemplo.

Si eres amante de la fotografía: Yelow Korner Hermosilla te va a impactar, seguro.