• Verónica

Autumm is coming: Cambia el look de tu hogar para otoño en tres pasos

  • Pintura: darle un toque a tus paredes es cuestión de unas pocas horas. Elige pinturas de calidad, y si pueden ser “eco” mejor que mejor. Y es que hay marcas que reducen contaminantes y olores, que previenen el moho y eliminan bacterias y repelen el polvo y la suciedad. También puedes dar una nueva vida a un mueble con una mano o dos de pintura!

  • Textiles: cortinas, cojines, mantas y plaids, ropa de cama, alfombras e incluso manteles o toallas. En unos minutos las estancias cambian! Que se limpien bien y además sean naturales, para que no desprendan electricidad estática. Aquí puedes irte a mezclar lisos con flores, con rayas, geométricos... Si tienen un color como hilo conductor: Mix&Mach.



  • Papeles pintados: falsos lisos, tartanes suaves, trampantojos… ¿Y si te atreves con un mural? En los papeles también hay opciones múltiples en calidades, precios, etc. Hay vinílicos, removibles, con relieve, satinados. Pero tienen que estar bien colocados, eso es fundamental.

En cualquier caso yo recomiendo dejarse aconsejar por los profesionales. Ahorrarás tiempo, a veces incluso dinero pero, sobre todo, quebraderos de cabeza a la hora de ejecutar. Los acabados son clave, no nos vamos a engañar.